dimecres, 2 d’abril de 2014

Hasta 10 años de cárcel para los padres que no demuestren su amor.

Hasta con 10 años de cárcel podrán penarse a los padres que priven a sus hijos de muestras de cariño y amor, besos, abrazos… El gobierno británico está preparando en Inglaterra y Gales la ley de "Crueldad emocional" según ha publicado el Daly Telegraph.


Esta ley, conocida como "cinderella" (Cenicienta) está suscitando numerosos comentarios y un amplio debate, ya que con el nuevo cambio se introducirán nuevos delitos como forzar a presenciar actos de violencia doméstica, forzar castigos o utilizar a un menor como chivo expiatorio. También dará vía libre a las fuerzas de seguridad para intervenir ante estos casos. 

Según fuentes gubernamentales, era necesario modificar la ley ya que no ha sido actualizada desde hace tiempo, algo necesario ya que el maltrato infantil es "un odioso crimen" según han definido.
La actual Ley de la Infancia y la Adolescencia de Inglaterra y Gales (Children and Young Persons Act) es de 1933 y prevé el castigo de una persona que trata a un niño "de un modo que pueda causarle sufrimientos innecesarios o daños a la salud (incluidos los daños o la pérdida de la vista o el oído, o una extremidad u órgano del cuerpo, y cualquier trastorno mental)"

Aunque aún tiene que ser llevada al Parlamento, se produce tras una campaña iniciada en abril de 2012 por la organización no gubernamental Action for Children. Al hacer pública la noticia, Tony Hawkhead, director de la asociación, dijo que el cambio en la ley se verá como un "paso adelante para los niños" que se encuentran en una situación de abandono, 1,5 millones de menores británicos según los datos oficiales. Según esta asociación  ha denunciado entre 200 y 300 niños han sufrido casos de abuso en el Reino Unido, pero sus responsables no han sido enjuiciados.

La idea del Gobierno británico es aprobar la ley, que se añadiría a la actual antes de las próximas elecciones, dándose a conocer  en el tradicional discurso de la Reina Isabel II en el Parlamento británico el próximo mes de junio. ”No puedo hacer ningún comentario sobre lo que puede o no estar en el discurso de la Reina pero sin duda es algo que está bajo una alta consideración”, según ha declarado el portavoz del primer ministro británico, David Cameron. 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada