dijous, 8 de gener de 2015

La metodología teológica

La necesidad de la metodología en la teología.

El hombre es un ser racional, y la racionalidad es orden. Sin orden cundiría el caos.  Sin orden y metodología, la realización de muchas tareas conllevarían mucho mas tiempo y la posibilidad de errores evitables.
Veo  en la metodología o el método, la forma mas rápida, con menos problemas y eficaz de llegar a un fin y hacerlo sin errores, o por lo menos minimizarlos.
Si creo en la necesidad de la metodología para trabajar e investigar independientemente del campo. El trabajo de otros, se puede convertir aquí en una ventaja para nosotros si seguimos un camino ordenado de alguien que ya ha experimentado algo parecido. Vemos la metodología como algo útil a diario, y a veces sin darnos cuenta: Si no ponemos suavizante en la lavadora, probablemente la ropa no quedará igual de suave.

En el ejemplo del estudio de Dante, es cierto que no analizamos cuantas letras ha escrito, pero en el estudio de la literatura, si hacemos una distinción entre distintos tipos de autores según es su tipo de escritura: Romántica, ensayo… Si no hubiera este orden, estudiar literatura sería un caos, o como mínimo mas difícil de comprender y aprender, por lo tanto, nuestro rendimiento sería menor.

Un método no tiene por que ser un análisis, puede ser una forma ordenada de trabajar, estudiar, llevar a cabo una tarea… Por ejemplo, para cambiar las correas de distribución de los motores de los coches modernos, hay que llevar a cabo una “metodología” para no dañar ni desajustar el motor: Primero hay que calar el motor e inmovilizarlo para que no se mueva y luego cambiar las correas, entre otros muchos pasos intermedios. Si no se siguiera este método, el motor y la bomba de agua, probablemente quedarían desajustados, así como los tiempos del motor y podría ocurrir que perdiera fuerza.

Creo firmemente en la importancia y necesidad de una metodología en la teología como forma de estudiar ordenadamente.
Si no existiera esta metodología, no existirían las asignaturas que nosotros estamos cursando. La teología ha sido dividida y sintetizada en partes o asignaturas, para poder ser comprendida  y aprendida de una forma mas fácil y eficaz.
Me parece una forma de estudio de gran importancia, separar metodológicamente la ciencia de la fe, en partes, para ser asimilada de mejor forma, en lugar de tener que enfrentarse a un “todo” inmenso que seguramente nadie comprendería , si no después de muchos años de estudio. Y si se diera el caso, el estudiante, muy probablemente se encargaría de tomar apuntes separando las ideas o conceptos con un orden y método para comprenderlo y aprenderlo de una forma mas fácil.

Incluso, para comprender, o poder cursar,  algunas asignaturas, debemos antes haber superado otras, por ejemplo, si no hemos aprobado “Griego I” no podemos estudiar “Griego II”  a parte de por que no nos enteraríamos de nada, por que hay que aprender primero unas bases del idioma primero.

No obstante, dentro de la teología, la metodología dispone de distintas particularidades en comparación con otros campos, pero sin duda, la base metodológica tendrá mas puntos en común que en contra en comparación con otros: mejor rendimiento, eficacia…

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada