dijous, 8 de gener de 2015

Las fuentes primordiales de la teología.

Fuentes primordiales de la teología.

Las fuentes primordiales de la teología son tres: La Sagrada Escritura, La Tradición y el Magisterio, aunque hay otras fuentes no principales, aunque no por ello menos importantes.

La Sagrada Escritura es la palabra de Dios escrita inspirada directamente por Él y considerada el alma de la teología. Todo se nutre de la escritura: Predicaciones pastorales, catequesis, Homilías… Alimenta todo el conjunto de la vida cristiana y todos tienen un acceso fácil a ella. Es sin duda la mas importante en cuanto a rigor de la información, ya que de boca en boca, a veces esta información se desvirtúa poco a poco sin que nos demos cuenta.

La tradición surge o existe por la necesidad de transmitir el conocimiento, costumbres, modos de hacer, habilidades, etc, a causa de la mortalidad del hombre. El hombre no es eterno, pero hay que buscar un modo de lograr que la Palabra de Dios lo sea pasando de padres a hijos.
Es una de las mejores formas de nutrirse y conectar con la propia historia, ya que ocurre gracias al mejor método de comunicación, incluso en tiempos en los que la escritura era reservada a unos pocos: el lenguaje oral.
Partiendo de cero, es capaz de fomentar y hacer posible el desarrollo de la personalidad. No hay que reunir alguna condición especial para ello, como por ejemplo en la escritura, que se debe saber leer.

El magisterio, es avalado directamente por el Nuevo Testamento, y aunque no es exclusivo de la iglesia, si recae en ella una gran responsabilidad. Esta responsabilidad, recae especialmente sobre los obispos (LG 24).
Existe un órgano organizado: magisterio extraordinario (Concilio ecuménico y Papa) y ordinario (Papa y obispos).
Hay un vínculo especial entre el teólogo en relación con el magisterio. Tiene el fin de conservar el pueblo de Dios en la verdad que les hace libres y hacerles “luz de las naciones”

Otras fuentes no menos importantes, o mejor dicho: lugares o “loci theologici”, presentados por Melchor Cano como fuentes que atestiguan las verdades de la revelación, son: La Sagrada Escritura, La Tradición, La Iglesia Católica, Los Concilios, La Iglesia Romana, Los Padres, Los Teologos Escolásticos, La Razón Natural y Los filósofos.
Wicks añade tres fuentes mas: La Liturgia, la vida de los santos y la experiencia de las iglesias locales o regionales.

Últimamente, también se le han añadido el arte y la música ante la crisis que sufre la teología como lenguaje de expresión, y sin duda como una forma mas de llevar la Palabra de Dios a los seres humanos.

Importancia de las fuentes

Todo lo que proviene de Dios e inspirado por Dios, es importante. Cada tipo de fuente tiene su función y su necesidad y en el pasado, sin duda iba dirigida a un “publico” distinto: La Sagrada escritura, no podía ser leída por todo el mundo, en los primeros siglos del cristianismo, el analfabetismo afectaba a una inmensa parte de la población, por lo que la mejor forma de transmisión de la información era la palabra.
La tradición usa la palabra para comunicarse, también es importante, sobretodo en aquellos momentos en que la escritura no llegaba a toda la población o solo era reservada para una parte de ella, por ejemplo, a causa de no saber leer.
Hasta que en la edad media, Gutenberg inventara la imprenta sobre 1436, no había biblias como las concebimos hoy día, ya que en los primeros siglos solo había rollos y pergaminos y era la única palabra escrita que existía, por lo que a través de la tradición se transmitía la Palabra de Dios de una generación a otra sin necesidad de saber leer. Era una importantísima forma de comunicar la Palabra, mantener la fe y encontrar el camino a la salvación.

El magisterio también toma una parte importante dentro de las fuentes primordiales de la teología cat: ca﷽﷽﷽﷽﷽﷽anos.  en ella una gra de las fuentes fe y encontrar el camino a la salvacia poblacion ncion humanos.  en ella una graólica: Para enseñar, hay que ser enseñado, para transmitir hay que haber recibido antes.

El resto de las fuentes, las descritas por Cano y Wicks, también tienen su importancia, pero a mi modo de ver, como una especie de apoyo o complemento perfecto.
Para mi, las principales fuentes, son La Sagrada Escritura y la Tradición. Son las mas importantes para transmitir La Palabra, bien sea de forma escrita (mas fidedigna y rigurosa en cuanto al mensaje) y la tradición, que aunque corre el peligro de desvirtuarse un poco, es una buena forma de transmisión, sobretodo en épocas en las que no todo el mundo sabia leer.

De hecho, la Tradición y La Sagrada Escritura, seguramente han existido desde tiempos inmemoriales, mientras que las otras fuentes han ido surgiendo como complemento, pero esto último es una suposición personal.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada